Sobre el juicio a BlaBlaCar

Sobre el juicio a BlaBlaCar

Después de que el pasado 1 de febrero el juez desestimara el cierre cautelar de BlaBlaCar por parte de la patronal de autobuses, hoy se ha celebrado en España el único juicio que ha tenido que afrontar BlaBlaCar en todo el mundo. En él, ha quedado de manifiesto que los argumentos utilizados por Confebus no se sostienen.

¿Quieres conocer más sobre el juicio a BlaBlaCar?

Juicio a BlaBlaCar

Como muchos de vosotros ya sabéis, en mayo de 2015 BlaBlaCar fue demandada por Confebus (Confederación Española de Transporte en  Autobús), acusándonos de competencia desleal y solicitando el cierre cautelar de la plataforma.

Después de que el pasado 1 de febrero el juez desestimara el cierre cautelar que había solicitado la patronal de autobuses, hoy ha tenido lugar el juicio. En él, ha quedado de manifiesto que los argumentos utilizados por Confebus no se sostienen. Pretender hacer creer a la gente que quien viaja un fin de semana a ver a su familia, a sus amigos o simplemente por turismo y comparta gastos, esté haciendo un servicio profesional de transporte, es algo que no entendemos. Compartir coche se ha hecho toda la vida. Ponerlo en duda ahora porque las nuevas tecnologías lo hacen más sencillo, no tiene sentido.

Por eso, nos gustaría recordaros de nuevo nuestros argumentos, que son los que hemos trasladado al juez.

Se acusa a los usuarios de BlaBlaCar de realizar una actividad de transporte profesional sin licencia.

En BlaBlaCar se comparten gastos y no existe ánimo de lucro en la comunidad. En las poquísimas ocasiones en las que se detecta a usuarios con conductas que no encajan con esta filosofía, estos quedan expulsados de manera permanente.

Se acusa a BlaBlaCar de ser intermediario de una actividad de transporte profesional sin licencia.

BlaBlaCar es una red social en la que personas particulares se conocen y deciden viajar juntos compartiendo gastos, coche y viaje.
Es una plataforma que facilita a los usuarios que organicen sus viajes, que proporciona confianza y que organiza la información de los usuarios, pero que no determina las condiciones del mismo.

BlaBlaCar es una empresa de comercio electrónico, no un intermediario de transporte.

Se achaca a la comunidad de BlaBlaCar el descenso del 20% de la actividad del autobús. 

El posible impacto de BlaBlaCar en el sector del autobús, de existir, sería prácticamente nulo, así lo han asegurado los expertos presentes. El tamaño de la comunidad de BlaBlaCar no representa ni el 0,25% del sector del autobús. Además, muchos usuarios de BlaBlaCar comparten viajes entre poblaciones que no tienen conexión directa en autobús o, para las que las conexiones indirectas existentes no son prácticas.

En resumen

el espíritu de la comunidad se basa en la confianza, en compartir, en vivir experiencias de manera conjunta y en la libertad para moverse… Nada que ver con el transporte profesional.

Desde BlaBlaCar queremos agradeceros profundamente vuestro apoyo.

Vamos a seguir trabajando para llevar el coche compartido al último rincón del planeta.

Muchas gracias,

El equipo BlaBlaCar


También te puede interesar...

Novedades

Utilizando nuestra web, acepta que usamos cookies para llevar a cabo análisis y producir contenido y anuncios personalizados de acuerdo con sus intereses.Lee nuestraPolítica de Cookies

Publica un viaje